English Español

Antoni Flores

Business Models

“Euskadi es el reducto del Estado donde el diseño se sabe valorar”

14 noviembre, 2016

Con la entrada en vigor del Plan Bolonia la ingeniería de diseño industrial adquirió el nivel de grado universitario, en una decisión que ha reconocido la importancia de esta profesión en el mundo empresarial. El experto de la agencia Loop Antoni Flores explica las razones de este reconocimiento.

¿Cómo puede ayudar el diseño industrial a incrementar la competitividad de una empresa?

-La función del diseño industrial es actuar como intermediario entre la propuesta de valor que hace una compañía con un producto o servicio y el destinatario final. Debe tener en cuenta factores como la moda o las tendencias sociales, pero sobre todo ha de realizar un esfuerzo para hacer asumibles para el usuario final productos en principio complejos. El trabajo de un diseñador industrial es adelantarse al consumidor, plantearse todas las preguntas que hará e incorporar las respuestas con anterioridad a la propuesta final. Solo así el producto estará optimizado y será competitivo.

¿De qué manera se refleja en el día a día esta teoría?

-Un ejemplo claro es el coche eléctrico, como el Toyota Prius, que conceptualmente es muy revolucionario pero desde el punto de vista del diseño es muy conservador. En mi opinión, tomaron la decisión acertada al rebajarle el tono porque de este modo la gente lo entiende. Es habitual que el diseñador industrial se enfrente a productos nuevos que no tienen referencias, y su trabajo es fijar en el cerebro de las personas por primera vez un referente de consumo, una iconografía nueva. En este caso, el diseño industrial utiliza como herramienta una traza clásica para que las novedades sean comprensibles.

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta el diseño industrial en un entorno 4.0?

-Además de hacer sencillo lo complejo, debe convertirse en un elemento fuertemente diferenciador. Venimos de un proceso industrial de eficiencia donde el paradigma era un mismo producto para el mayor número posible de consumidores, pero esto ya no es posible, el producto universal ya no existe. Ahora, las empresas deben dirigirse a un colectivo en concreto y descartar el resto, y el diseño industrial se encarga de determinar de qué colectivos se va a prescindir, a quién se debe dirigir el producto y por qué se va a ver reconocido. Una de sus funciones ha de ser ejercer de traductor, que la oferta de valor llegue de la forma más directa posible al usuario final.

¿Hay sectores económicos más susceptibles de aprovechar las ventajas que ofrece el diseño industrial?

-Sí, claramente Euskadi, por la complexión de tejido industrial que tiene, es la gran área geográfica en el Estado español, incluso me atrevería a decir que en el contexto europeo. Tiene grandes empresas tractoras industriales sofisticadas en su corporativismo y grandes pymes con una oferta tecnológica muy interesante, y todas ellas presentan importantes necesidades de conocimiento avanzado. Todo ello además en un entorno en el que se produce un cambio de valor, hemos pasado del producto al servicio que ofrece ese producto, con lo que la empresa se encuentra en proceso de una transformación de su modelo de negocio. Se ve en el sector de la máquina herramienta, donde las compañías están más preocupadas por el reformateo de sus máquinas y bienes de equipo complejos y su conexión en tiempo real con los clientes que por la propia máquina, que ya la tienen dominada, y ahí el diseño industrial tiene mucho que decir.

¿En qué situación se encuentra Euskadi respecto a la valoración del diseño industrial?

-Euskadi es el reducto del Estado español donde esto se entiende muy bien porque no ha habido una destrucción tan masiva de tejido industrial y además esas empresas antes de la crisis ya se habían reformateado. Entraron en conocimientos avanzados mucho antes que el resto del Estado, y además aquí hay empresas con tamaño reducido y alta potencia, y eso es muy bueno.

“Euskadi es el reducto del Estado donde el diseño se sabe valorar”

0

Deja un comentario

Situación Excellence Center Barcelona
Camí de Can Camps, 17-19. Edificio Vinson Planta Jardín C
St. Cugat del Vallés (Barcelona) ESPAÑA
Tel. +34 93 303 02 99
info@loop-cn.com
  Madrid
Alcalá, 21 - Planta 11 - Derecha
28027 Madrid - ESPAÑA
Tel. +34 91 144 11 44
info@loop-cn.com